Metal cerámica

Uno de los trabajos más tradicionales dentro del laboratorio, son los puentes y coronas de metal cerámica, tanto en metal precioso, semiprecioso o en cromo-cobalto. Este último, colado, fresado o sinterizado con sus correspondiente certificado de biocompatibilidad.